• Categorías
  • 18/09/2022

    Colágeno y algo más

    ¨Hay que simplificar las cosas, tanto como sea posible, pero no más”

    -Albert Einstein

     

    La semana pasada me preguntó un paciente qué suplemento podría tomar para mejorar sus rodillas, que le crujían cuando subía escaleras.

    Es una pregunta que me hacen con frecuencia:

    ¿Qué es lo mejor que me puedo tomar para recuperarme de las las lesiones musculares?

    ¿Y para fortalecer los tendones?

    ¿Hay algo que valga para todo?

    Bueno.

    Pues son las preguntas más sencillas las que requieren respuestas más complejas,

    Al igual que las preguntas complejas requieren respuestas sencillas.

     

    Creo que el suplemento mejor para ti depende de tu estado de salud, de tu genética y de tu actividad física, midiendo la biogénesis mitocondrial, la eficacia lipoenergética, el consumo máximo de O2, el estrés oxidativo, la proporción de tipos I, IIa y IIb de fibras musculares y la vasodilatación en resistencia,…

     

    -Pero, Dr Gallego, no seas cabrón, ¿qué tipo de respuesta es esta?

    -Pues una respuesta compleja a una pregunta sencilla.

    A ver:

    Que no me pidáis cita para estas cosas, que para esto está el nutricionista, que sabe mucho más que yo.

    Así que te mando alunas ideas por aquí y así no pierdes el tiempo viniendo a preguntármelo.

     

    En 1653 nació en Suiza Johann Peyer.

    ¿Y qué?

    Pues que se hizo anatomista, y descubrió unas plaquitas que tenemos en los intestinos, que por eso se llaman “placas de Peyer”

    ¿Y?

    Estas placas filtran bacterias y virus, evitando que entren en nuestro cuerpo, protegiéndonos de infecciones, pero…

    Pero, cuando envejecemos, las placas de Peyer se van estropeando y también bloquean la absorción de colágeno por un mecanismo autoinmune, parece ser.

    Así, a los 40 años disminuye el colágeno en el cuerpo un 30%, y un 60% a los 60 años, por eso nos volvemos más rígidos y arrugados con la edad.

    Porque el colágeno:

    -Forma parte del cartílago de las articulaciones en forma de colágneo II, principalmente, permitiendo que las articulaciones se deslicen suavemente y soporten carga.

    -Forma parte de tendones, fascias y ligamentos en forma de Colágeno I, que es como una goma elástica, y nos hace fuertes , elásticos y resistentes.

     

    Pero si te falta colágeno:

    -Se destruyen las articulaciones (artrosis)

    -Se lesionan los ligamentos, que a su vez favorecen las lesiones articulares (más artrosis).

    -Los tendones se hacen rígidos y se rompen, con dolor y limitación de  la movilidad.

    -La piel se estropea y te salen arrugas, lo que hará muy feliz a tu vecina envidiosa esa que tú sabes.

     

    Pues la tecnología médica ha conseguido desarrollar distintos tipos de formulaciones con colágeno que logran atravesar las placas de Peyer y pasar a formar parte de nuestro cuerpo como si fiuéramos jóvenes. Y hay estudios en Medicina Estétetica que muestran que te salen menos arrugas.

    Si se combina el colágeno con otras sustancias, como el Condroitin-Sulfato o la Glucosamina, que forman parte del cartílago, y con la Vitamina C, los resultados son todavía mejores.

    También se  pueden tomar junto con  suplementos de forma natural, y esto se sabe desde hace muchos, muchos años.

    Ya lo sabían los Reyes Magos…

    Otro día te cuento, que me estoy poniendo pesado.

     

    P.D. Si quieres bibliografía, me lo dices y te mando los estudios científicos

    P.D. Como sé que me vas a preguntar, ya  te lo digo: este es el que me tomo yo:

    https://viscobasic.com/artilagen/

    --------------------
    Abajo, un botón para ir a otro correo al azar.
    ¿Qué te deparará el destino?