Que sí, que todavía es muy pronto para que lleguen los Reyes Magos.

Los Reyes no eligieron los regalos al Niño Dios por azar: oro, incienso y mirra.

¿Cuál elegirías tú?

El oro, yo también, claro. A mí no me duele nada de momento (luego te digo un truco).

Pero…

En cuanto al oro, cuanto más tengas mejor te va a ir en general, pero conozco a pacientes que darían todo el oro que tienen por no tener dolores y poder moverse con normalidad.

Así que alguno tendría que haber elegido el incienso.

Verás: el olíbano es una resina aromática que se saca del árbol Boswellia thrurifera o Boswellia sacra, y se usa como incienso. En Somalia se usa como goma de mascar con propiedades medicinales.

La Boswellia tiene muchas referencias en textos antiguos, no sólo en la tradición de los Reyes Magos: el rey Salomón, Cleopatra, los emperadores de China y los sultanes de la India lo veneraban incluso más que al oro.

Muchas religiones como la cristiana o la budista utiliza incienso en las ceremionias.

Lo que nos interesa aquí es que tiene propiedades anti-inflamatorias para las articulaciones, lo que se ha comprobado en estudios clínicos este siglo, que han mostrado que puede reducir el dolor articular de la artrosis de rodila a la mitad, si se toma durante 4 meses, y además aumento de la movilidad y de la capacidad de andar más distancia, gracias a las propiedades de los Ácidos Boswellicos que retrasan la degradación del tejido conectivo, eliminan la inflamación del cartílago y mejoran la circulación sanguínea.

 

Otra planta venerada desde la antigüedad en la India es la Cúrcuma longa o tumérico, que tiene tanto valor que hasta se regala en las bodas de la India (pregunta de Trivial, para los más frikis)

La Cúrcuma:

-Tiene efecto analgésico, al actuar sobre las vías de señalización del dolor.

-Desinflama las articulaciones al inhibir la síntesis de ciclo-oxigenasa y prostaglandinas

-Tiene efecto antioxidante y evita que te estropees como cuando cortas una manzana y la dejas al aire

Esto está refrendado por casi 20 mil ensayos clínicos (en concreto, 18036). (Tranquilo que no te los voy a poner aquí).

Tienes que tener en cuenta que NO todas las cúrcumas son iguales, pues es importante la cantidad que puedes absorber y asimilar (la biodisponibilidad), así que es mala idea darle un bocao a un tumérico que te encuentres en el mercadillo. También hay que tener en cuenta que esté libre de aditamentos poco recomendables que se usan en productos de mala calidad.

¨Hay que simplificar las cosas, tanto como sea posible, pero no más”

-Albert Einstein

 

La semana pasada me preguntó un paciente qué suplemento podría tomar para mejorar sus rodillas, que le crujían cuando subía escaleras.

Es una pregunta que me hacen con frecuencia:

¿Qué es lo mejor que me puedo tomar para recuperarme de las las lesiones musculares?

¿Y para fortalecer los tendones?

¿Hay algo que valga para todo?

Bueno.

Pues son las preguntas más sencillas las que requieren respuestas más complejas,

Al igual que las preguntas complejas requieren respuestas sencillas.

 

Creo que el suplemento mejor para ti depende de tu estado de salud, de tu genética y de tu actividad física, midiendo la biogénesis mitocondrial, la eficacia lipoenergética, el consumo máximo de O2, el estrés oxidativo, la proporción de tipos I, IIa y IIb de fibras musculares y la vasodilatación en resistencia,…

 

-Pero, Dr Gallego, no seas cabrón, ¿qué tipo de respuesta es esta?

-Pues una respuesta compleja a una pregunta sencilla.

A ver:

Que no me pidáis cita para estas cosas, que para esto está el nutricionista, que sabe mucho más que yo.

Así que te mando alunas ideas por aquí y así no pierdes el tiempo viniendo a preguntármelo.

 

En 1653 nació en Suiza Johann Peyer.

¿Y qué?

Pues que se hizo anatomista, y descubrió unas plaquitas que tenemos en los intestinos, que por eso se llaman “placas de Peyer”

¿Y?

Estas placas filtran bacterias y virus, evitando que entren en nuestro cuerpo, protegiéndonos de infecciones, pero…

Pero, cuando envejecemos, las placas de Peyer se van estropeando y también bloquean la absorción de colágeno por un mecanismo autoinmune, parece ser.

Así, a los 40 años disminuye el colágeno en el cuerpo un 30%, y un 60% a los 60 años, por eso nos volvemos más rígidos y arrugados con la edad.

Porque el colágeno:

-Forma parte del cartílago de las articulaciones en forma de colágneo II, principalmente, permitiendo que las articulaciones se deslicen suavemente y soporten carga.

-Forma parte de tendones, fascias y ligamentos en forma de Colágeno I, que es como una goma elástica, y nos hace fuertes , elásticos y resistentes.

 

Pero si te falta colágeno:

-Se destruyen las articulaciones (artrosis)

-Se lesionan los ligamentos, que a su vez favorecen las lesiones articulares (más artrosis).

-Los tendones se hacen rígidos y se rompen, con dolor y limitación de  la movilidad.

-La piel se estropea y te salen arrugas, lo que hará muy feliz a tu vecina envidiosa esa que tú sabes.

 

Pues la tecnología médica ha conseguido desarrollar distintos tipos de formulaciones con colágeno que logran atravesar las placas de Peyer y pasar a formar parte de nuestro cuerpo como si fiuéramos jóvenes. Y hay estudios en Medicina Estétetica que muestran que te salen menos arrugas.

Si se combina el colágeno con otras sustancias, como el Condroitin-Sulfato o la Glucosamina, que forman parte del cartílago, y con la Vitamina C, los resultados son todavía mejores.

También se  pueden tomar junto con  suplementos de forma natural, y esto se sabe desde hace muchos, muchos años.

Ya lo sabían los Reyes Magos…

Otro día te cuento, que me estoy poniendo pesado.

 

P.D. Si quieres bibliografía, me lo dices y te mando los estudios científicos

P.D. Como sé que me vas a preguntar, ya  te lo digo: este es el que me tomo yo:

https://viscobasic.com/artilagen/

“ La Selección Natural favorece la supervivencia, NO la felicidad”

-No sé quién lo dijo, pero estoy de acuerdo.

 

Imagina.

Hace 10000 años.

Estás en el Holoceno, y está terminando la última glaciación.

Has salido de la cueva y estás dando una vuelta por el campo, disfrutando del paseo, oliendo flores y comiendo moras, parando de vez en cuando para despiojar pacientemente a tu niño, cuando, de repente…

Se mueve un arbusto.

Tus niveles de estrés se disparan. ¿Será un lobo?

La sangre bombea hacia tus músculos, tu corazón late desbocado. Te preparas para luchar o huir. Pero…

Sale un animalillo asustadizo de los arbustos y echa a correr. Sólo era un conejo.

Qué alivio.

Le lanzas una piedra con rabia por el susto que te ha dado y ya de paso a ver si lo cazas, y vuelves a pasear.

Pero, ¿y si hubiera sido un lobo? Entonces hubieras estado preparado y podrías haber sobrevivido.

Pues es este el mecanismo evolutivo el que nos ha permitido sobrevivir y evolucionar como especie y es el culpable de que NO SEAS FELIZ.

Porque no estamos programados genéticamente para ser felices, sino para ser miedosos y poder reproducirnos y tener cachorrillos miedosos que tienen más posibilidades de sobrevivir que los descuidados.

Es por eso que le das más importancia a los incentivos negativos que a los incentivos positivos.

Es por eso que te duele más perder 100 euros que alegría te da ganar 200 (a menos que vivas en Las Vegas y seas ludópata, claro).

Es pro eso que una opinión negativa sobre ti de la vecina o en redes sociales pueda amargarte el día.

Sabes de lo que te hablo, ¿verdad?

Sería mejor que fuéramos más racionales y dar así a cada cosa su valor.

Y valorar tu precioso vestido aunque tenga una mancha.

Y darte cuenta de que quieres a tu marido, que es un buen hombre, aunque ronque como un gorrino en una matanza.

Y disfrutar de tu coche aunque tenga ese abollón que le hiciste en el garaje y que tanto te irrita.

Valorar todo lo que tienes en la vida, a lo que te has acostumbrado por esa adaptación hedonista que hace que al poco de tenerlo  te canses de lo que tanto deseabas y enseguida desees ya otra cosa.

A veces tengo que parar un momento del ritmo frenético de mi vida para dar gracias.

Gracias por seguir vivo.

Y abrir mi mente a nuevos estímulos, porque cuanto más estímulos conectemos en nuestra red de conocimiento, nuestra sabiduría y nuestra inteligencia serán mayores.

Porque también estamos programados para la aventura, por eso salimos de África hace cien mil años y caminamos los continentes, luego el mar, después el cielo y anhelamos ir al espacio.

Así que el objetivo que te propongo hoy es que te relajes diez minutos antes de dormir, que te llenes de agradecimiento y que  abras tu mente, joven.

 

Recomendación:

¨Los Croods”. ( Peli para todos los públicos)

 

 

Y Dios creó a las partículas subatómicas, y las juntó para crear los átomos, y juntó los átomos para formar granitos de arena.

E hizo Dios vibrar a las partículas dentro de los átomos, que oscilaban y vibraban como las  cuerdas de una guitarra, y así Dios creó la música.

Y Dios juntó los granitos de arena para formar planetas, y con la luz hizo las estrellas, y con todo un Universo que se expandía, creando el Tiempo.

Y en un grano de arena cabían más átomos que granitos de arena había en una playa.

¡Y había más estrellas que átomos de arena en una playa!

Y vio Dios que todo era hermoso.

Y vio Dios que todo era bueno.

Y juntando los átomos en moléculas formó Dios las millones de formas que componen el Universo.

Y cogió Dios su átomo favorito: el de Carbono, por las combinaciones tan chulas que podía hacer con él, y jugando formó una molécula que podía reproducirse a su vez en otra molécula, y esta en otra, y así sucesivamente… y así creó la VIDA.

Y vio Dios que todo era hermoso. Y vio Dios que todo era bueno…

E inventó Dios otro juego sin nombre, que luego se llamaría el de la “selección natural”, que iba moldeando la vida según se adaptaba en armonía con el entorno, formándose plantas y animales de muchas formas y colores, que iban cambiando sus formas y colores y los que mejor bailaban con el entorno se reproducían en más bichillos que volvían a intentar estar en armonía en el resto de la Naturaleza.

Y vio Dios que todo era hermoso. Y vio Dios que todo era bueno…

Y un tiempo después…

(Bueno, para Dios no hay antes ni después, porque todo sucede a la vez)

Bueno, que en jugando y jugando salió una especie de monillo pelado muy gracioso en un  planeta azul, en donde ganó el juago de la Selección Natural.

El monillo pelado era muy gracioso, y se llamó a sí mismo SER HUMANO.

Y este monillo pelado, como otros mamíferos vertebrados parecidos, tenía dos sexos: femenino y masculino, como reflejo de la dualidad de furezas del Universo: el Yin (la tierra, la oscuridad, la pasividad y la absorción) y el Yang (el cielo, la luz, la actividad y la penetración).

Y vio Dios que todo era hermoso. Y vio Dios que todo era bueno…

Y lo más gracioso del monillo pelado era su curiosidad y su imaginación, y su capacidad para crear ideas que se transmitían entre monillos pelados que no se conocían.

Y entonces los monillos, conectando las ideas que se les ocurrían a unos y a otros, creó la Ciencia y el Arte.

Y tal era la imaginación del monillo que hasta en una ocasión se creyó el Centro de la Creación.

Hahahaha

Rio Dios

Hahahaha

Y a través de la Ciencia el monillo pelado comprendió cómo las Células Madre se transforman y juegan con otras células para regenerar los tejidos y poder curarse de enfermedades y lesiones.

(Bueno, primero el monillo tuvo que inventar la palabra “Madre”, que es uno de los sonidos más hermosos que se han escuchado en el Universo).

Y vio Dios que todo era hermoso. Y vio Dios que todo era bueno…

Y los monillos pelados Traumatólogos, que al principio eran muy, muy brutos (algunos ni siquera estaban pelados y se parecían a sus primos los macacos) desarrollaron técnicas para curar a otros monillos pelados y hacer que otros de sus congéneres estuvieran sanos y felices corriendo, saltando, y cuidando de sus cachorrillos.

Y otros aprendieron a leer con la Genética lo que estaba escrito en cada una de sus células.

Y por fin pudo comprender el monillo pelado con la Fïsica la música del Universo en la dualidad partícula-onda.

Y pronto consiguió hacer una computadora cuántica que resolvía cálculos casi infitinitos en décimas de segundos, y consiguió la Ventaja Cuántica, y después la Supremacía Cuántica.

Y pudo unir muchos conocimientos de Física Cuántica y Biología y pudo comprender, y aplicar, la Actualización Epigenética y entonces…

 

Continuará…